INVESTIGACIÓN DE FENÓMENOS INEXPLICABLES EN LA MACARENA

Por: Jose Manuel García Bautista

En muchas ocasiones se producen fenómenos extraños, misteriosos, en el lugar más íntimo de una persona: su casa. Es motivo de miedo o, cuando menos, de inquietud el padecer hechos sin explicación en el seno del hogar y causa de desvelos y preocupaciones.

La investigación, en esta ocasión, nos va a llevar a una vivienda del Distrito Macarena en Sevilla, debido a la llamada que recibió el investigador Miguel Ángel Paredes por los misteriosos sucesos que estaban ocurriendo en su interior “cosas paranormales”, según definieron los afectados y dueños de la vivienda que se pusieron en contacto él.

Así, hasta este domicilio particular nos trasladamos un equipo de investigación para evaluar la realidad, o no, de lo que narraban los testigos, Pedro Pilar Jiménez, Leo B., junto a este cronista y el propio Miguel Ángel Paredes comenzamos a realizar diferentes entrevistas y pruebas. Nada más llegar a la vivienda la propietaria de la misma nos comenzó a comentar que “le ocurrían cosas muy extrañas como escuchar pasos, golpes, ruidos, suspiros o gritos” y no tenían explicación aparente.

Empezamos a realizar una inspección por la vivienda, con los aparatos de medición de temperatura pudimos comprobar como había zonas donde cambiaba bruscamente, en cuestión de segundos, lo cual no era normal. Decidimos realizar diferentes mediciones de infrasonidos y ultrasonidos, así como comprobar aislamiento de las paredes y sonoridad, igualmente realizamos una prueba con la “Spirit Box”. Para ello la ubicamos en la habitación del niño de esta familia, fue en este dormitorio donde se pudo captar una voz que nos daba un extraño mensaje que cuando se analizó se pudo comprobar que nos quería decir algo que después nos demostró…

Después de una hora -aproximadamente- nos dirigimos al salón para realizar la ultima prueba, pero antes el investigador Miguel Ángel Paredes propuso que le permitieran realizar una prueba, en solitario, en la habitación referida, así él mismo narraba: “fue una gran sorpresa ya que me dirigí hacia allí junto a mi “Spirit Radio” y comencé realizar una sesión de preguntas y me empezaron a contestar diciendo “soy inocente”, “ella me está engañando”, “mi tumba” y un enigmático “14”. Yo pregunté por el significado de ese número y me contestó “identidad” y “secreto”, fue sorprendente”.

El investigador seguía: “pregunté, para finalizar y no retrasar mucho a mis compañeros, y la máquina respondió “Paula”. Quizás tenga relación con todo lo que me contestó antes, así finalicé y me dirigí al salón donde se encontraban mis compañero y comenzamos a realizar varias rondas de preguntas en sesión de psicofonías y con la cámara térmica”

Cómo resultado de la investigación, a falta de mayores análisis y conclusiones, hemos podido captar pasos y golpes cuando no había absolutamente nadie ya que le pedimos a la dueña de la vivienda que en esa prueba nos permitiera estar solos en la casa. Fue en la última prueba donde notamos un susurrro y frío espeluznante, una parafonía que vino acompañada por un “salto” en el medidor de temperatura que reflejaba el descenso de la misma. “Lo más sorprendente, en ese momento, fue ver como el balancín que tenia esta familia para su hijo empezó a moverse lentamente delante de nuestros ojos, ninguno dábamos crédito a lo que estaba ocurriendo”.

¿Qué es lo que habita en este lugar? ¿Cuál es la razón por la que se manifiesta aquí? ¿Qué ocurrió en ese lugar ? ¿Quién es Paula ? Preguntas sin responder que, sin dudas, son parte del secreto de esta investigación.